¿Puedo yo tener Diabetes? Mitos y realidades:

Una de las preguntas clave que siempre hacen mis pacientes es…. ¿tendré o podré llegar a tener diabetes?

Esa pregunta es muy importante porque hay una cantidad de situaciones relacionadas con la diabetes, que van desde antecedentes familiares o conocidos con diabetes y es normal padecer este tipo de temores.

A veces pensamos que la diabetes se presenta solo en personas mayores y que las personas jóvenes están exentas de padecerla.

Otras veces, se cree que la disposición a padecer diabetes esta relacionada con el consumo de dulces, y erróneamente se piensa que como no se consumen mucho o se hace en pequeñas cantidades, con solo esto se estará fuera de riesgo.

Partiendo de los ejemplos anteriores, hay muchas situaciones para reflexionar con respecto a estos puntos y es precisamente lo que, de manera sencilla, explicare, enfocando la diabetes sobre la base de los mitos y las realidades.

Primer mito:  Yo no como dulces por lo tanto, yo no padeceré diabetes. Si, nosotros podemos no tener ese hábito de comer dulces, pero tenemos que recordar que no solamente el azúcar, es azúcar en nuestro cuerpo. Lo que son harinas,  sobre todo las harinas procesadas son fácilmente transformadas en azúcar en nuestro cuerpo, es decir, si comemos pan, galletas, exceso de arroz, de papas, de harinas en general. Ese exceso de harinas se va a volver azúcar en nuestro cuerpo.

Otro aspecto importante, en este punto, es que a veces nosotros creemos que porque son harinas integrales no se van a volver azúcar.

La diferencia es que la harina integral va a tener una absorción más lenta y se absorbe en menor proporción, no hace un pico y esto va a evitar que se transforme rápidamente en azúcar, más su consumo en exceso, no es recomendable. Generalmente, las harinas Integrales tienen menos índice glucémico, es decir, se transforman más lentamente en azúcar en nuestro cuerpo y por ello son preferidas pero igual, se van a transformar en azúcar, en especial si abusamos de las cantidades.

Entonces, ¿cuál es la enseñanza del punto número uno?.

Que si no comes dulce pero si comes muchas harinas, esas harinas también se se van a transformar en azúcar en tu organismo.

Segundo mito: La diabetes solo la padecen las personas mayores. Eso fue a mi abuelita que le dio mayorcita pero a mi no me va a dar. Pues, tengan claro que si nosotros tenemos familiares con diabetes tipo II, existe la probabilidad de tener diabetes, no importa que a nuestra abuelita le haya pasado tardíamente.

El otro aspecto es que es relevante es el hecho de que, si nuestra abuela materna padece diabetes tipo II, no es lo mismo que sea abuela paterna. Lo importante es comprender que sí es la abuela materna la que tiene diabetes, existen aún más posibilidades de ser diabéticos que si fuera de la rama paterna.

Por consiguiente, la conclusión de este segundo punto es que cuando la diabetes viene de la rama materna, la incidencia genética es mayor que si viene de la rama paterna. Y los estudios han demostrado que de una generación a otra, la diabetes aparece, por los menos en unos diez años, antes.

Y, el otro aspecto interesante que han demostrado los estudios científicos es el hecho de que no es solamente porque la padeció nuestra abuela y nuestra mamá y, allí se rompe el círculo. Lamentablemente, el riesgo se mantiene hasta tres generaciones o más.

Tercer mito: No tenemos antecedentes de familia con diabetes y por consiguiente, estamos exentos de padecerla.

Si en su familia hay hipertensión arterial, colesterol alto, triglicéridos altos, sobrepeso u obesidad, todos esos aspectos están relacionados, genéticamente, a la diabetes, razón por la cual, si se tiene un familiar con diabetes o no pero hay algunas de estas otras enfermedades en la familia, existe mayor  riesgo de padecer diabetes.

Es importante que tener claro que todos estos factores de riesgo vienen en el mismo paquete genético, razón por la cual no estamos exentos.

Cuarto mito: Para prevenir la diabetes voy a tomar medicamentos prescritos para evitar la enfermedad.

La mejor forma de prevenir la diabetes es el cambio en el estilo de la vida.

Si queremos prevenir la diabetes pero sé que en mi familia hay antecedentes de la enfermedad u otros factores de riesgo, la estrategia más poderosa, demostrada para prevenir diabetes, se llama cambios terapéuticos de estilo de vida.

Reconocer los factores de riesgo, mejorar y balancear los hábitos alimenticios, tales como aumentar la ingesta de vegetales, frutas y hortalizas, sobre todo crudas y de manera variada, aumentar la capacidad cardiovascular con el ejercicio, eliminar el tabaquismo, disminuye las probabilidades de padecer de diabetes hasta en un 70%.  Hasta el presente, ningún medicamento ha demostrado tener la efectividad de disminuir los riesgos de diabetes, en tal magnitud.

Por supuesto, nosotros como endocrinólogos, usamos algunas estrategias farmacológicas para prevenir la diabetes pero los mejores números, hablan de un 30% de reducción.

La realidad de este cuarto punto es que ese 30% que ofrece la farmacología  frente al 70% que se obtiene con los cambios terapéuticos del estilo de vida, el cual  es más poderoso, esta a nuestro alcance y no tiene efectos secundarios de ninguna índole, y previene no solo diabetes sino muchas otras enfermedades crónicas, nos debe llevar a concluir que estamos ante una estrategia  importante y efectiva de prevención, una forma de tomar decisiones inteligentes para nuestra vida.

Quinto Mito: Estamos un poco pasados de peso pero, esto no tiene mayor problema porque, mis niveles de azúcar están normales.

Si se tiene sobrepeso es muy probable  tener resistencia a la insulina. Al ser así,  su páncreas esta trabajando más de lo conveniente  y todo órgano que trabaje en exceso, se enferma más pronto, razón por la cual, es necesario erradicar ese problema del sobrepeso y la obesidad de su vida para que pueda disminuir su riesgo de diabetes.

Sexto Mito: Las frutas ayudan a disminuir los riesgos de padecer diabetes.

Los estudios científicos han demostrado que entre vegetales y frutas, los vegetales son los que tienen realmente poder para disminuir riesgos de diabetes, las frutas, no. Las frutas nos dan, por supuesto, vitaminas, minerales y una cantidad de beneficios, son golosinas saludables, pero no disminuyen riesgo de diabetes como si lo hacen los vegetales.

No obstante, un aspecto importante que debe considerarse es que cuando los vegetales sufren el proceso de cocción, las propiedades del alimento cambian e incluso disminuye su capacidad nutricional hasta en un 70%, dependiendo del tipo de vegetal y de la técnica de cocción. Por esta razón, siempre se recomienda consumir los vegetales crudos, bien lavados, por supuesto, preferiblemente orgánicos porque es así como los vamos aprovechar al máximo.

En nuestras manos está la decisión de una salud plena, por lo tanto, derribemos los mitos y asumamos el reto de estar libres de diabetes.

Dra. Omidres Pérez de Carvelli.
Medicina Interna/Endocrinología y Metabolismo
Coach de Salud y Bienestar
Terapeuta MeTTAS
Whastapp 0982062988
www.cambiandotusalud.com

 

MeTTAS

Talleres Dra. Omidres

04-01-2020

Próxima fecha MeTTAS Registrate YA


  • Diseño y desarrollo pagina web y systema "Control de peso" Amoba©2017 - Todos los derechos reservados, MeTTAS® ©2016